Suavizante doméstico

Suavizante doméstico para la ropa es una pieza clave en el lavado de nuestra ropa. Le otorgan frescura y hacen que sea más esponjosa y con una fragancia muy agradable que tiene una larga duración, además de hacer que las prendas sean más fáciles de planchar que eviten en lo posible la aparición de arrugas en la ropa. En las lavadoras que son automáticas se utilizan durante el momento en el que la máquina está enjuagando la ropa por última vez.

suavizante de marsella 2 litros

suavizante de marsella 2 litros

Debido a la gran utilización y por lo tanto a la creciente demanda de este producto en el mercado, cada vez son más las industrias que fabrican suavizantes concentrados que son aquellos suavizantes cuya fórmula química es más rica en tensioactivos catiónicos, que son las partículas que hacen que el suavizante pueda ejercer la mayor parte de su función sobre la ropa. En las últimas décadas ha ido aumentando considerablemente el porcentaje de estas moléculas de amoníaco en los suavizantes.

Otra función de los suavizantes y que nos resulta muy útil en el día a día es el hecho de reducir la eléctricidad estática de los tejidos que forman nuestra ropa. Esto es realmente  útil sobretodo para las mujeres ya que muchas veces esta eléctricidad estática presente en la ropa se adhiere al pelo lo cual es bastante molesto.

Modo de empleo

Suavizante concentrado

Es muy importante que cuando echemos el suavizante en el cajetín de la lavadora reservado para ello no echemos más de la cantidad que sería recomendable y necesaria ya que esto puede perjudicarnos en lugar de favorecer el lavado. El exceso de suavizante puede mezclarse con el detergente utilizado y formar así pequeños gránulos de una pasta compacta que se adhiere a la ropa y por lo tanto en vez de lavarla, la ensucia de nueva. El cajetín utilizado para el suavizante debe lavarse al menos una vez cada mes para así eliminar los residuos que queden en él.

Muchas veces nos gusta lavar a mano nuestras prendas más delicadas para que así la lavadora y sus procesos no puedan dañarlas. Esto no quiere decir que no podemos utilizar suavizante en el lavado a mano de estas prendas pero tenemos que prestar especial atención al momento en el que lo echamos sobre la prenda y a la cantidad ya que aquí no tenemos un cajetín con medidor que nos lo indique.

El momento idóneo para echar el suavizante es el momento en el cual enjuagamos bien la prenda del jabón que hayamos utilizado. De esta manera prolongaremos el efecto de nuestro producto sobre la ropa y evitaremos así que las fibras de tela tenga un exceso de productos químicos por lo que la cuidaremos mucho más. El suavizante no precisa de un aclarado meticuloso pero si que es aconsejable eliminar de la prenda todo el producto químico que hayamos utilizado durante el proceso de lavado de la mejor forma que nos sea posible.

Suavizante domestico para la ropa de tu casa

El suavizante es un producto imprescindible si deseas mantener limpieza y frescura para la ropa de tu hogar

Comprar este suavizante
Valoración